sábado, 20 de julio de 2013

Las nuevas policromías del paso de la Oración en el Huerto.

Jesús Latorre trabajando las policromías del respiradero.
El joven artista almeriense Jesús Latorre trabaja en las piezas polícromas del paso del misterio de la Oración en el Huerto con el fin de enriquecer el valor estético del mismo. 

Su actuación comenzó en la pasada Cuaresma cuando, durante la semana de pasión, aplicó nuevas veladuras a las guirnaldas de flores y piñas de frutas estofadas del canasto y de las esquinas del respiradero. 

Frutas y hojarascas de las esquinas

Esta primera fase del trabajo, que pudo contemplarse el pasado Miércoles Santo, consistió en aplicar sobre estas piezas veladuras a modo de aguada para oscurecer los colores excesivamente vivos del óleo aplicado originalmente, y fueron terminadas con barniz para ofrecer un mayor brillo. Por otra parte, también se repolicromaron las cuatro cabezas de putti de los respiraderos delantero y trasero.  


A la izquierda, la nueva policromía aplicada.

En la actualidad, Jesús Latorre se encuentra en la segunda fase del trabajo, aplicando una nueva policromía a los ocho amorcillos que flanquean las cuatro capillas del canasto y a las veinticuatro cabezas de putti restantes que presenta el respiradero. Su programa de trabajo consiste en retirar las poco acertadas policromías anteriores, separando el oleo de la talla, lijar, estucar y desestucar para aplicar la nueva policromía al óleo con encarnaduras más cercanas a las propias de un niño. Los trabajos serán rematados con su barnizado y pátina final. 
  
Diferencias:
arriba, nueva policromía;
abajo, la original.
Hay que destacar que las alas de los ocho ángeles del canasto serán estofadas con oro y plata. Además, el autor trabaja con interés por individualizar cada una de las caras de los amorcillos restantes, caracterizándolas mediante la policromía. Para conseguirlo, aplica a las carnaciones, ojos y cabelleras tonalidades y colores distintos, intentado dotar así a las piezas de un mayor nivel artístico.

Según Latorre, es su deseo que se incluya entre los veinticuatro de amorcillos uno de raza negroide y otro con hematidrosis en clara referencia al titular de la Hermandad, ya que "todas estas características persiguen la humanización de los ángeles, que en el paso deben ser intermediarios entre los espectadores y el Señor".

A excepción de las piezas de pequeño formato, todos estos trabajos se están desarrollando sobre el propio paso, en el local donde se conserva el mismo. Además, la Junta de Gobierno estudia la posibilidad de policromar también los escudos centrales de los cuatro respiraderos.

Jesús Latorre estudió en la Escuela de Artes de Almería el bachiller artístico especializado en Artes Plásticas, alcanzando el título de Técnico Superior de artes plásticas aplicadas a la escultura y diseño. En la actualidad estudia la titulación de Técnico en policromia y dorado en la Escuela de Artes de Granada, ciudad en la que, además, ha trabajado como restaurador en la Basílica de San Juan de Dios.

Fotos de Jesús Latorre.